martes, 17 de enero de 2012

Nuevas Tendencias de la Orientación en el Postmodernismo

Constructos básicos de la nueva tendencia de la orientación en el postmodernismo

Participantes:
Bastidas Yolibeth
Palma Sonilu
Sánchez Dagmary



Barinitas, enero 2012




Resumen




Durante el siglo XX e inicio del siglo XXI la orientación como práctica social ha dado un auge, haciendo hincapié en el estudio del ser humano, como miembro cooparticipe de la sociedad, donde se hace necesario fortalecer al individuo aplicando los modelos y teorías que han venido surgiendo con el propósito de abordar la realidad que se vive actualmente.
Muchas son las teorías y modelos que pueden contribuir a la transformación del ser humano basado en la evolución y descripción de un aprendizaje desde la concepción hasta las diferentes etapas de su desarrollo, además, de determinar un comportamiento fundamentado en los intereses y necesidades de cada individuo. De allí la importancia de las teorías estudiadas por Alfred Adler, Maslow, Bandura, Skimer, Rogers, Piaget, así como los enfoques emergentes entre otros que aportan herramientas ideales con el fin de dar solución contundente que beneficien el modo de pensar, sentir y actuar para lograr una mejor sociedad.
En el año 1963 se crea el servicio nacional de orientación y surge como política de estado debido a la gran necesidad de profesionales de carrera y de una gran cantidad de problemas sociales que surgieron en el siglo XX y se han venido incrementando en el siglo XXI, producto de las postmodernidad y la globalización , de allí que la sociedad necesita de la presencia de orientadores tanto en la escuela como en la comunidad con el fin de buscar un bienestar social consonó con nuestra sociedad donde se elabore un nuevo diseño de orientación, acorde con los actuales paradigmas educativos que colocan al estudiante y su crecimiento personal social en el centro de la acción del profesorado y por ende del orientador. En este sentido, la educación en la actualidad debe ir cambiando su pedagogía, didáctica y estrategias, para dar paso al uso de las tecnologías que es indispensable para el aprendizaje del estudiante y donde la escuela debe estar a la par de las exigencias actuales permitiendo mejorar la calidad de la educación y por ende del ser humano
Para avanzar por los senderos de la vida, así como para obtener lo que queremos necesitamos buenos principios y valores que son la base fundamental de nuestra actuación. Por lo tanto la orientación ayuda al desarrollo personal e integral del ser humano, está persigue la optimización del sujeto mediante el pleno desarrollo de todas sus capacidades, tal como lo indica la Teoría del desarrollo del individuo, donde se plantea como evoluciona este desde su nacimiento hasta la etapa adulta involucrando tanto el ámbito cognitivo como emocional, siendo inherente en el orientador interpretar y conocer dichas teorías, como también manejarlas para recurrir a ellas y así entender las diferentes situaciones educativas que se puedan presentar.
Cabe señalar que la evolución de la orientación educativa se reconoce hoy en día como una disciplina científica que requiere de sistematizar el proceso de ayuda continua a todos los seres humanos en todos sus aspectos, con el objetivo de fortalecer el desarrollo del mismo a lo largo de toda la vida. Muchos autores (Bisquerra, 1990; Giddens, 1995; Arnaiz, 2001), coinciden en señalar la auto orientación como el objetivo principal de la orientación. Lo principal es que el sujeto sepa conocerse en profundidad, aprenda a comprender y organizarse su propia vida y a tomar decisiones coherentes con la que habrá de ser consecuente. Es por ello que cada ser humano ha de alcanzar lo mejor de sí mismo y ofrecerlo a la colectividad, con el fin de mejorar en la medida de lo posible el mundo en que vivimos, entonces podríamos decir que es un sujeto plenamente desarrollado.
Al igual Bouché (1987), hace referencia que, “el ser humano no es una cosa más instalada en el mundo o arrojado al mismo (…) sino que es un creador de sentido, cuya libertad, en esencia, constituye, principalmente, una propiedad del acto voluntario e inteligente”. Cada sujeto es responsable de su propia vida, de sus pensamientos y, con ello de sus emociones y conductas. Cada uno “debe esforzarse por el propio desarrollo y el de su contexto. Puesto que siempre quedará un conjunto de realidades que no podrá cambiar deberá aprender a manejarlas y aceptarlas a ellas”. (Bisquerra, 1998). Dice una de las frases que mas gusta “acepta lo irremediable, pero lucha por lo posible.” El sentido antropológico nos hace tener en cuenta el “deber ser” o “llegar a ser” de todo sujeto que actualmente “es”.
En la sociedad actual el conocimiento, la tecnología y la ciencia van desarrollando los distintos ámbitos que comprenden la vida, cambiando nuestro modo de pensar, actuar y sentir. Durante el trascurso de los años se ha profundizado cambios en el paradigma educativo, como también en el modelo de orientación adoptado. En la actualidad existe una transacción entre una práctica basada en los modelos anteriores y una teoría que plantea la necesidad creciente de acciones diferentes, donde la figura del orientador juega un papel fundamental, ya que es un elemento clave para ayudar a esa transacción. El rol de la orientación frente a la realidad que se vive en el país, depende en gran escala del funcionamiento del sistema educativo y de la sociedad que se aspira para el futuro, y así lograr un escenario deseable a través de la unión de todos para lograr buscar alternativas de solución, y resolver dificultades que se presentan en el trascurrir de la vidas.
La orientación “podría ser entendida como un proceso de ayuda a la persona, en la toma de conciencia sobre sí mismo, sobre los demás y sobre la realidad que lo rodea, con el objeto de ir integrando un conjunto de valores que permitan su interrelación” (Bisquerra 1998), es decir que la orientación es una acción dirigida a los aspectos psicológicos de los seres humanos como también a los elementos del contexto cultural y social que lo rodea, teniendo así, una incidencia más extensa en la vida del país.
El hombre como ser biopsicosocial, no escapa a los dilemas familiares, sociales, culturales, económicos y educativos, que lo afecta en su desarrollo intelectual, emocional y afectivo. En el ámbito educativo, la orientación debe ser implementada desde los primeros niveles de educación hasta los niveles superiores, con el fin de orientar y ayudar al educando sobre los problemas que lo afectan. Por lo tanto, una de las funciones de todo docente, es orientar a sus alumnos sobre los problemas educativos que puedan obstruir su aprendizaje y a su vez construir al mejoramiento de la educación.
La orientación, como un amplio escenario que nos brinda la oportunidad de aprender teorías, modelos y prácticas de índole psicoeducativo, así como también, nos ayuda a desenvolvernos adecuadamente en el rol de Orientador que le es propio a todo educador; contribuyendo de esta manera con el fortalecimiento de la columna vertebral del desarrollo de las sociedades modernas: la formación integral de ciudadanos aptos para el trabajo, la convivencia, la sociedad y realización del hombre en su condición humana.
No cabe duda, que la orientación educativa estudia y promueve durante toda la vida, las capacidades pedagógicas, psicológicas y socioeconómicas del ser humano, con el propósito de vincular armónicamente su desarrollo personal con el desarrollo social del país. La función principal es que el hombre y la mujer, los niños y las niñas se encuentren auto orientados a la organización y el aprendizaje de la vida, que sean capaces de tomar decisiones coherentes en su propia vida y sin que afecte negativamente a los demás.



Bibliografía
Sanchiz Ruiz María L. (2008-2009) Modelo de orientación e intervención psicopedagógica. España.
BISQUERRA, R. (Coord.). (1998). Modelos de orientación e intervención psicopedagógica. Barcelona: Praxis
BISQUERRA, R. (1990). Orientación psicopedagógica para la prevención y el desarrollo. Barcelona: Marcombo - Boixareu Universitaria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada